¿Qué es una redirección 301?

La redirección 301 o HTTP 301 es un tipo de redireccionamiento web que consiste en llevar al usuario a un sitio web diferente u otra página de la misma web. Este “traslado” se realiza de forma automática cuando accedemos a la página redireccionada. A diferencia de la redirección 302, que hace lo mismo, la 301 es un cambio permanente y las arañas de Google Search lo interpretan como tal.

Habiendo dejado claro lo que es redirección 301, veremos en breve su utilidad, qué influencia tiene para el SEO de la página y cómo inplementar una redirección 301 en htaccess.

¿Por qué usar una redirección HTTP 301?

Los administradores de un sitio web pueden acudir a una redirección HTTP 301 por varios motivos. Algunos de los más comunes son:

  • Hacer un cambio de dominio
  • Cambiar de gestor de contenidos (CMS)
  • Sacar partido del page rank de una publicación antigua para crear contenido actualizado
  • Cambiar la URL para hacerla amigable
  • Eliminar la URL
  • Problemas con contenido duplicado

Veamos qué consecuencias puede tener este tipo de redireccionamiento web en el page rank de un sitio web.

¿Qué es una redirección 301?

¿Qué consecuencias puede tener una redirección HTTP 301 para SEO?

Cuando implementamos una redirección HTTP 301 en una página bien posicionada, los robots de Google Search sabrán que el contenido se ha movido de una URL a otra la próxima vez que visiten el sitio. Como resultado, Google Search indexa la nueva URL y desindexa la anterior. Eso significa que el page rank o autoridad de la página se mantiene en la URL nueva, por lo que no causa problemas una redirección 301 para el SEO del sitio web.

¿Cómo implementar una redirección 301 en htaccess?

Todos los sitios web alojados en un servidor Apache contienen un archivo de texto llamado htaccess. El htaccess nos permite configurar directivas para los directorios y subdirectorios del sitio, sin tener que modificar el archivo de configuración principal.

Para implementar una redirección 301 en htaccess, solo tenemos que localizarlo en el directorio /public_html/ del sitio web. Si no lo vemos, es porque está oculto (casi siempre lo está), así que debemos habilitar la vista de archivos ocultos en nuestra aplicación de FTP.

Lo primero es hacer una copia del archivo, para poder reestablecer la configuración si algo sale mal. Entonces, abrimos htaccess con cualquier editor de texto y escribimos al final:

redirect 301 /pagina-antigua http://www.sitiox.com/pagina-nueva

El nombre del comando (redirect) y su primer argumento (301) nos indica que es una redirección 301. El primer argumento de nuestra redirección 301 en htaccess es la ruta de la página con relación a la raíz del sitio web, mientras que el segundo argumento es una URL completa. Ello nos da la flexibilidad de trasladar la página dentro de nuestro dominio o hacia un dominio diferente.

El siguiente paso es guardar los cambios, asegurándonos de usar codificación ANSI para evitar cualquier tipo de error. Y, con ello, ya tenemos implementada una redirección 301 en htaccess.

Cabe decir que no hace falta dejar eternamente nuestra HTTP 301 en las URL antiguas, ya que en un período de 6 a 12 meses la nueva URL ya estará disponible en las páginas de resultados de búsqueda. Entonces, podemos eliminar el redireccionamiento web que hicimos.

Si este artículo te ha sido de utilidad, valora con 5 estrellas

© IDX Engine by Innovadeluxe Diseño y Desarrollo Web, S.L. Todos los derechos reservados