Qué es Linkedin: Cómo funciona y para qué sirve

Linkedin es una herramienta muy enfocada a la gente que busca trabajo a través de redes sociales. Y que puede conseguir gracias a su red de contactos. Tal vez por eso es tan interesante. Sin embargo, no todo el mundo la sabe manejar o aprovechar todo su potencial. Por eso, en este post, te vamos a dejar claro qué es exactamente, cómo funciona y para qué sirve.

¿Qué es Linkedin?

Linkedin es la red de encuentro profesional por excelencia, que nació allá por el año 2002. Actualmente, se dice que es la mayor red profesional del momento. Más de una vez la gente se refiere a ella como “el Facebook del trabajo”. Y es porque esta red social está enfocada a poner en contacto a los profesionales de todos los sectores que te puedas imaginar. Igual que Facebook lo hace con tus familiares y amigos.

Esto es posible gracias a que funciona como un escaparate. Y no, no se trata solo de poner tu currículum y ya, si no de “dejarte” ver desde tu perfil, interaccionar con otros profesionales que te interesen, etc.

Eso sí, no te equivoques. Linkedin es un escaparate profesional. Asegúrate que todo lo que publicas está relacionado de alguna manera con tu profesión o sector. Si quieres hablar sobre vacaciones, compartir artículos polémicos, etc, te aconsejamos que lo hagas en otro tipo de redes, no aquí. Mantén siempre un tono profesional y correcto. No decimos que tengas que renunciar a tu personalidad, – al contrario, es una oportunidad para trabajar tu marca personal. Solo que no te salgas del tema profesional.

Ten en cuenta que hoy en día Linkedin tiene más de 500 millones de usuarios dados de alta. De los cuales, más de 10 millones, están en España. Imagina el potencial si lo sabes trabajar correctamente. De hecho, como puedes ver en la siguiente gráfica, Linkedin se considera la mejor red social a día de hoy para encontrar trabajo.

Linkedin es la mejor red social para buscar trabajo

 

Cómo funciona Linkedin

A nivel particular, es muy fácil aprender a cómo usar Linkedin de una manera básica. Te vamos a dar unas pautas muy sencillas.

Crea tu perfil de Linkedin

Lo primero que debes hacer es darte de alta, crear y rellenar tu perfil. No te limites a poner foto y CV. Esto lo habrás oído mil veces, pero es cierto: diferénciate. Cuanta más información des, mejor. Hay muchos apartados que puedes rellenar y que dan una visión completa no solo de tu actividad y aptitudes profesionales, también de tus estudios e intereses. Por ejemplo, en el apartado de logros, puedes añadir información como proyectos en los que has trabajado, calificaciones de exámenes, publicaciones propias…

Rellena el apartado Logros en Linkedin y diferénciate de los demás.

Otra opción interesante es que tus propios compañeros y jefes pueden dejar valoraciones en tu perfil: puntuando tus habilidades o dejando una breve reseña sobre cómo ha sido trabajar contigo, lo que aportaste a la empresa, etc. Esto añadirá valor a perfil, pues funcionará como recomendaciones. Y un recruiter u otro profesional que te quiera ofrecer trabajo, lo va a tener muy en cuenta.

Crea una red de contactos

Busca y solicita ser contacto a todos las personas que te interesen. Usa tu Linkedin como una plataforma de gestión de contactos. No solo de las personas que conoces porque hayas trabajado con ellas, si no aquellas que hayas conocido en eventos, cursos, etc. Incluso profesionales que respetas y cuyo trabajo admiras o te gusta. Puedes buscarles por email, si lo conoces, o por nombre y apellidos, si no es el caso.

Si solicitas el contacto de forma educada y explicando en un mensaje personalizado los motivos por los que quieres tenerle en tu lista de contactos, la gran mayoría te va a aceptar. Pero es muy importante que personalices el mensaje de solicitud. Hay mucha gente que no lo hace y puede quedar un poco raro no saber de dónde ha venido ese interésl. O directamente si el profesional que te interesa es contacto de una de las personas que ya tienes en tu red, puedes pedirle que te presente.

Lo interesante de Linkedin es ir construyendo una buena red de contactos. Esto se puede llevar a cabo porque en el momento que una persona acepta ser tu contacto, podrás acceder a los contactos de dicho profesional. Algunos incluso te aparecerán como sugerencias para que los añadas directamente a tu red. Y tu perfil les aparecerá a ellos. Por lo que la posibilidad de aumentar tu red de contactos se multiplica.

Una funcionalidad útil que tiene Linkedin es que no tienes por qué dejarlo todo en manos de los contactos que conoces o los que te quieran añadir. Tú mismo puedes segmentar y decidir a quién quieres llegar. ¿Cómo? Patrocinando aquellos post que te estén funcionando muy bien. Esto quiere decir que realmente estás aportando algo valioso. Y aunque está muy bien dejar que la “viralización” haga su trabajo, si eliges la opción de patrocinarlo, puedes elegir a qué público alcanzar y demostrarles lo mucho que sabes en tu sector. Y así conseguir más contactos interesantes.

Únete a los grupos que más te interesan en Linkedin

Únete a grupos

De primeras todo el mundo se emociona y se vuelve loco apuntándose aquí y allí. Pero la verdad es que vale más que te apuntes a un par de a grupos que sean de campos de tu interés, veas cómo funcionan, qué aportan y si realmente te vas a animar a participar, aunque solo sea de vez en cuando. Y así sucesivamente, ve sumándote a los que más te llaman la atención o te convienen. Como puedes ver en la captura anterior, tan solo tienes que ir al apartado de grupos y desde allí puedes buscar o incluso crear uno nuevo. Y también ver un listado de aquellos a los que perteneces.

Como en todas las redes en general, no te limites a compartir tus conocimientos, contenido de tu blog si lo tienes o de la página de tu empresa: comparte también de los demás. Noticias, post que aporten valor, etc. Haz tu perfil variado e interesante, no egocéntrico. Puedes compartir contenido de varias formas: enlaces o textos publicados directamente en la plataforma. Incluso puedes compartir vídeos.

Si tienes un perfil de empresa

A nivel de empresa, puedes crear un perfil corporativo o de empresa que te permitirá añadir todos los datos de la misma: número de empleados, año de creación, página web, descripción… Sobre todo si en algún momento tienes pensado hacer captación de talento a través de Linkedin, tener bien cumplimentada esta información es fundamental.

El perfil de empresa en Linkedin tiene además una función interesante que no tiene el particular: las sugerencias de contenido, que te van a permitir dinamizar tu perfil. Puedes segmentar por sector, ubicación y nivel de experiencia de los perfiles a los que se dirige tu empresa.

Usa la opción "Sugerencias de contenidos" en tu perfil de empresa de Linkedin

 

Entonces, ¿para qué sirve?

¿Para qué sirve Linkedin? Pues para lo mismo que Internet en general: para que puedas llegar a gente, en este caso profesionales, que de otra manera no podrías. Es una manera, ya no solo buscar oportunidades laborales, si no de hacer networking sin moverte de casa.

Además, si tienes una experiencia laboral que pueda resultar interesante, puedes incluso recibir directamente ofertas de trabajo. Muchas empresas y recruiters, antes de publicar un anuncio – o paralelamente a ello – lo que hacen es directamente buscar en Linkedin perfiles que se ajusten a lo que buscan. Así que con un perfil de Linkedin bien trabajado, nunca sabes cuándo la oportunidad puede llamar a tu puerta.

Otro elemento clave a nivel de perfiles particulares es el buscador de empleo: si vas a la pestaña Empleo del menú, encontrarás esto:

Usa el buscador de empleo de Linkedin

Y no solo eso, basado en los datos de tu perfil y tu experiencia, el propio Linkedin te va a ofrecer sugerencias de ofertas de empleo que te pueden encajar. Más fácil, imposible.

Por otro lado, la información disponible en la plataforma sobre la empresa a la que hayas mandado tu CV o que te haya contactado, es también un arma valiosa para ti. Puedes ver la información sobre la empresa, incluso quienes son sus empleados y ver sus perfiles, los cargos que ocupan, etc.

Información de un perfil de empresa en Linkedin

Así que resumiendo, podemos decir que Linkedin sirve para:

  • Gestionar y conseguir contactos profesionales.
  • Como plataforma de tu carrera profesional y marca personal.
  • Buscar trabajo.
  • Si eres empresa, es ideal para captar talento.

Porque nos hemos estado enfocando mucho en la búsqueda de empleo o el “hacerte ver y valer”. Pero no olvidemos que si tienes un perfil de empresa o eres un recruiter, Linkedin es el lugar perfecto para buscar y encontrar profesionales que se adapten a lo que buscas.

 

Conclusión

Como puedes ver, Linkedin es una herramienta muy versátil, tanto para particulares como para empresas. Puedes encontrar empleo pero también ofrecerlo. Y puedes trabajar tu red de contactos y tu imagen de marca para ir haciéndote un nombre en tu sector.

Hay muchas más opciones y cosas que puedes hacer. Podríamos entrar en detalle en la creación de post patrocinados o la posibilidad de poner tu perfil en diferentes idiomas… pero eso lo dejamos para otro momento.

El objetivo de este post es que seas consciente que Linkedin es una red social fundamental para gestionar tu carrera profesional. ¿No te parece?

Si este artículo te ha sido de utilidad, valora con 5 estrellas


Artículos relacionados

Beatriz Ruiz

Consultora SEO y Redactora de Contenidos en el Dpto de Marketing. Mi formación en Marketing, Publicidad y Diseño me proporciona una visión global del negocio ecommerce, así como todo lo que conlleva un proyecto en Internet: estrategia, trabajo y constancia.

© IDX Engine by Innovadeluxe Diseño y Desarrollo Web, S.L. Todos los derechos reservados