¿Qué es branding?

Como personas, todos tenemos una identidad. Se nos reconoce y diferencia por nuestra manera de hablar, de vestir, los gestos… Lo mismo sucede con una marca que se ha trabajado bien su identidad: por su branding la conocerás. Pero… ¿qué es esto exactamente?

Qué es Branding

El branding es el proceso por el cual, tu negocio va a ser mucho más que un simple negocio, se va a convertir en una marca referente. Es decir, el branding corporativo es aquella estrategia que seguimos para nuestra gestión de marca. Para diferenciarnos de las demás, para dejar huella.

A esto se le llama Branding estratégico, lo que es lo mismo, cómo posicionarte en la mente de los consumidores.

Como puedes imaginar, la construcción de la identidad corporativa es por tanto un proceso tanto creativo como estratégico, que va a proporcionar a tus clientes una experiencia de marca positiva. Y lo más importante: de manera continuada en el tiempo.

Objetivos del branding corporativo

Desde IDX Engine consideramos que para que una gestión de marca sea efectiva y tu identidad corporativa sea totalmente relevante, hay que trabajar el branding teniendo muy claros los objetivos de tu empresa.

Lo principal es, por supuesto, posicionar a tu marca por encima de la competencia. Pero para eso hay que saber:

Cuál es tu propuesta de valor. Trabajar tu branding corporativo no se trata solo de parecer, si no de ser. ¿Qué ofreces que te hace único y diferente a tu competencia?

Conocer a fondo tu estrategia de negocio y que se pueda trasladar a tu estrategia de branding. Ambas deben estar alineadas, porque deben perseguir lo mismo.

Si tu marca tiene personalidad. Por ejemplo, si haces un marketing divertido, tu marca debe reflejarlo. Si tu negocio es serio, tu branding debe transmitir seriedad y confianza… Y así respectivamente.

Si tus clientes te perciben como una presencia humana tras la marca. Con esto queremos decir, que no debemos olvidar que somos personas hablando a personas. Esto se debe notar en tu trato y te aseguramos que tus clientes lo van a notar.

Elementos a considerar en la construcción de tu marca

Cuando llega el momento de trabajar tu branding, hay varios elementos que no puedes perder de vista.

El nombre

Si estás empezando, asegúrate de elegir un nombre que te represente y que no pueda ser malinterpretado o que signifique algo totalmente distinto en otros idiomas o dialectos. Parece una tontería, pero el primer paso siempre debe ser buscar ese nombre de marca que estás pensando en Internet, y ver qué sale. Tan sencillo como eso.

El logotipo

Va a ser lo primero por lo que te identifiquen. Es importante tener muy en cuenta el la tipografía y los colores que vamos a usar. La estética del logo debe ir de acuerdo al tono y tipo de negocio que quiera representar. ¡Pero sin renunciar a la imaginación!

Plan de comunicación

Sobre todo el branding va a ser comunicarte. Ya sea a través de medios, de campañas, o de redes sociales. Y no solo cuando estemos hablando en positivo. También es muy importante la comunicación cuando surgen problemas o crisis de reputación.

Conocer a tu competencia

Esta es una constante en todo lo que hagas en el mundo digital. En función de a quién te enfrentes, debes reforzar de manera más o menos prioritaria los diferentes puntos de tu estrategia de branding.

Ejemplo de branding

Vamos a empezar con unos cuantos ejemplos de branding que tal cual te mencione a la marca, vas a saber quiénes son y hasta a ver sus logos en tu mente: Apple, McDonald’s, El Corte Inglés, Levi’s, Barbie… No hace falta decir más, ¿no?

Pero vamos a ver ahora un ejemplo algo más detallado: Levi’s.

Esta marca de pantalones no surgió por moda, si no para cubrir una necesidad. Que es otra de las cosas que debes tener en cuenta. Hacer branding porque sí no va a funcionar. Tienes que saber qué necesita tu mercado.

En esta época que vivimos, a veces no es tanto que se necesite un producto, si no que se tiene una necesidad emocional. Pero Levi’s es un ejemplo de que partiendo de una situación, se puede llegar a la otra.

Levi’s Strauss llegó a Estados Unidos desde Alemania. Su destino: San Francisco, que le parecía ideal debido a la fiebre del oro y las necesidades que tenían todos los hombres que dedicaban horas y horas a buscarlo de poseer botas, pantalones y telas resistentes.

Y esta fue la semillla que hizo que su compañía creciera y creciera, y con ella su marca. Esto fue posible porque fueron pioneros, creando una marca desde cero de algo que antes no se había hecho. Más adelante, se supo redirigir a nuevos mercados, como el de los duros cowboys americanos.

Su golpe de suerte, sin embargo, le vino de la mano de los jóvenes americanos que vieron sus pantalones y decidieron que ellos también querían usarlos. Nuevo target, nuevas posibilidades.

Lo siguiente fue una buena estrategia de comunicación de medios, que terminó convirtiendo a los Levi’s en un icono, sobre todo cuando ciertos actores de Hollywood empezaron a usarlos.

Así que, ¿qué hemos aprendido de este ejemplo de branding?

  • Conoce las necesidades de tu target: ¿qué es lo que va a hacer su vida más fácil?
  • Ofrece algo que nadie más tenga o con unas ventajas que solo tú puedas proporcionar: ¿por qué te tienen que comprar a ti?
  • Extiende tus alas: busca la manera de ampliar tu mercado y llegar a más público.
  • Date a conocer: los medios en ese entonces, pero sobre todo las redes sociales en el día de hoy, para llegar a más gente.
  • Y para conseguir todo esto, está claro que debes saber quién eres y qué tienes. Únete a quien pueda ver todo tu potencial y te ayude a trabajar tu marca, ¡y adelante!

Conclusión

Con una buena estrategia de identidad corporativa vas a poder potenciar aquello que te diferencia de tus competidores, para sacarles ventaja. Conseguirás posicionar tu marca en la mente del cliente. Vas a ver resultados que se mantendrán en el tiempo, ya que es una estrategia a medio y largo plazo.

Y todo esto, por supuesto, hará que vendas más. Simplemente hazte esta pregunta: antes el mismo tipo de producto, precios muy similares, pero el producto A es de una marca que conoces y el producto B de una marca que no, ¿cuál vas a comprar?

Así que si aún no has trabajado tu branding corporativo y estás pensando en hacerlo, no le des más vueltas. ¡Y no pierdas más tiempo! Contacta con nosotros y hablamos de cómo podemos ayudarte.

Si este artículo te ha sido de utilidad, valora con 5 estrellas


Artículos relacionados

Beatriz Ruiz

Beatriz Ruiz

Consultora SEO y Redactora de Contenidos en el Dpto de Marketing. Mi formación en Marketing, Publicidad y Diseño me proporciona una visión global del negocio ecommerce, así como todo lo que conlleva un proyecto en Internet: estrategia, trabajo y constancia.

© IDX Engine by Innovadeluxe Diseño y Desarrollo Web, S.L. Todos los derechos reservados