Comprativa al detalle entre publicidad y marketing de contenidos

La publicidad ha estado a nuestro alrededor durante toda la vida. De pequeños, cuando pasábamos horas frente al televisor, de seguro veíamos uno que otro spot que nos entretenía o maravillaba, ¿cómo olvidar a la famosa marca de refrescos y sus hermosos anuncios navideños?

La radio era otro medio por el cual escuchábamos, a la espera de la música, diferentes anuncios, mucho de ellos intrascendentes. EL binomio publicidad y marketing lo encontramos incluso si salimos a disfrutar de un hermoso día de primavera, en forma de valla publicitaria.

Todos nosotros, en algún momento, nos hemos descubierto tarareando la tonadilla de algún spot, que vuelve en los instante menos adecuados. En cierta medida, este tipo de contenido ha moldeado lo que pensamos, el cómo actuamos o lo que elegimos en diferentes ámbitos de nuestra vida. La publicidad, de ese modo, se convierte en una de las herramientas más valiosas con las que puede contar un comercio.

No obstante, este no es un arte estático. Al igual que la sociedad, que se mueve constantemente hacia delante, la publicidad debe seguir la corriente. En la actualidad, con al auge de Internet y su democratización, los medios por lo cuales se puede transmitir un mensaje se han multiplicado y con ello las opciones y, claro está, la dificultad. Por eso, el marketing de contenido es una de esas nuevas formas de llegar al consumidor.

Hoy en día, existe un gran debate sobre seguir con el modelo de publicidad tradicional o, por otro lado, utilizar el marketing de contenido para llegar al cliente. Debates como este pueden proporcionar muchas luces para entender el mundo de la publicidad actualmente. Por esa razón, en el siguiente texto te hablaremos a fondo de todo lo que debes saber sobre publicidad y marketing de contenidos. La elección, al final, será tuya.

Marketing vs Publicidad

Publicidad y marketing

Antes que nada debemos definir publicidad y marketing para poder compararlos y llegar a una conclusión satisfactoria. En primera medida, marketing de contenido. Esta es una herramienta relativamente nueva, pero en poco tiempo se ha convertido en imprescindible, sobre todo si queremos obtener ventajas competitivas sobre otras empresas que trabajen en nuestro mismo sector.

Internet y las redes sociales son una de las herramientas claves para el marketing de contenidos. A grandes rasgos es una estrategia de mercadeo que busca crear y distribuir contenido útil, actual y entretenido para el consumidor. Mediante ella, podemos acceder a una gran cantidad de personas que de otra manera sería virtualmente imposible alcanzar.

De igual manera, la forma de vender y relacionarnos con los clientes es mucho más rápida y directa, ofreciendo un mayor abanico de posibilidades. No obstante, no todo es una jardín de rosas. La cruda verdad es que debido a la reducción de costes, la facilidad para ofrecer un producto o servicio y la sencillez en implementarlo, la competencia es hoy en día mucho mayor que en sus inicios. Otro inconveniente es que, de la misma rápida forma que atraemos un cliente, podemos perderlos si encuentran que algo en nuestra estrategia no les agrada.

Existen diferencias entre publicidad y marketing de contenidos. Aunque se puedan parecer, la verdad es que el segundo es una forma más indirecta de promocionar nuestros productos. De la misma manera, está orientado a un público mucho más específico y busca ofrecer soluciones, consejos o información sobre un tema en especial.

Ahora bien, la publicidad busca divulgar un producto, servicios o atraer a un público hacia este mostrando el atractivo del mismo. Aunque ambos, marketing de contenido y publicidad, pueden estar enfocadas a un mismo perfil, en el caso de la publicidad no suele estar tan delimitado. Lo que se busca es llegar al mayor número de personas. Por esta razón se emplean canales de mayor visibilidad. Al inicio ya mencionamos algunos: la televisión, la radio o anuncios en diferentes medios.

Utilización de la publicidad y el marketing

Al habla de marketing de contenidos y publicidad no buscamos una elección entre ambas. Cada una de ellas es una estrategia bien diferenciada con objetivos concretos. Lo que debes preguntarte para elegir una de las dos, es qué deseas conseguir y los medios de los que dispones. De esa manera, tomarás la mejor decisión siempre basándote a distintos criterios. Debes entender que teniendo en cuenta las particularidades de ambas estrategias resultará más adecuado una que otra.

Aumentar la visibilidad de la marca

Por ejemplo, se utiliza la publicidad cuando quieres aumentar la visibilidad de tu marca dentro del mercado. Dependiendo de la etapa en que se encuentra nuestro negocio, la publicidad será más o menos útil. Si lo que buscas es darte a conocer, quizá sea buena idea invertir en ella, debido a que entre más sea el número de personas que te conozca, mayor será tu visibilidad.

Ofrecer un nuevo servicio o producto

Por otro lado, si buscas ofrecer un nuevo servicio, idea o producto deberás invertir en publicidad. Esto se debe a que algo nuevo busca atrapar a un nuevo público, en este sentido la publicidad será de gran ayuda para llegar a ellos de manera efectiva. Por último, cuando quieres generar tráfico en tu página web o en el canal de ventas que utilices. La publicidad se encuentra mucho más enfocada a la atracción de usuarios en grandes cantidades; sin embargo, los costes serán mucho más elevados siendo ello una de la principales diferencias del marketing de contenidos y la publicidad.

Consolidar la imagen como empresa

Se debe utilizar marketing de contenidos, por otro lado, cuando buscamos consolidar la imagen como empresa y fidelizar los clientes. La creación de contenido es algo mucho más personal y cercano. En vez de hablar al gran público, lo que se busca es ser concreto, llegar a ese individuo en particular y en esto el marketing de contenidos será tu mejor arma.

De igual modo, si quieres obtener un mejor posicionamiento en los buscadores web. Estos utilizan algoritmos, por lo tanto se deben tener presentes algunos factores a la hora de crear dicho contenido. Uno de ellos son las palabras clave, la longitud de las frases, la estructura de tu texto, los enlaces que utilices, etc. Si lo que buscas es que los clientes potenciales te encuentren, no hay mejor opción en la actualidad que el marketing de contenidos.

Crear un vínculo con tu audiencia

Para finalizar, en caso de que quieras crear un vínculo con tu audiencia. Ya lo hemos mencionado antes, pero una de las diferencias claves entre el marketing de contenido y la publicidad, es la relación con sus clientes y lo cercano que se puede llegar a ser con estos. Si lo que buscas es afianzar tu relación, o crearla y tener un trato mucho más cercano, deberás ofrecer un contenido interesante, que llegue a lo profundo de las personas y con el cual estas se identifiquen.

Conclusiones

La publicidad se viene utilizando desde hace mucho años, con excelentes resultados. Gracias a ella, algunas empresas han logrado que millones de personas sientan pasión, se identifiquen con su marca y consigan innumerables ganancias. Como ya puntualizamos antes, es normal que recuerdes después de muchos años un jingle, frase o imagen referente a alguna publicidad que viste en tu niñez.

Estos es algo muy poderoso y de no debes dejarlo a un lado. Crecer de la mano con tu marca, puede ser una de las mejores formas de fidelizar y llegar al corazón de las personas. En ello la publicidad te ofrecerá un sinfín de herramientas, formas y temas que puedes utilizar para sacar adelante tus estrategias. Aunque muchos creen que la publicidad es cosa del pasado y se decantan por otras ramas de la comunicación, la verdad es que la es una de las herramientas base para lograr dicho objetivo.

El marketing de contenido, por su parte, es la innovación, acaso la evolución natural en este sentido. Ha entrado en el mundo de la comunicación con fuerza y las marcas se están sirviendo de él para contarle algo valioso a su audiencia. Realmente, lo que se busca es encontrar intereses afines entre anunciantes y usuarios, generar una conversación entre ambas partes donde todos salgan beneficiados.

Algunos dicen que publicidad y marketing de contenido deben ser sustituibles, pero la verdad es que ambas pueden coexistir sin ningún problema. Aunque la segunda opción parece tener mucha más fuerza en la actualidad, y esto es comprensible porque ha entrado de una manera arrolladora en el mundo de las comunicaciones y la creación de contenido para las marcas, la verdad es que ninguna de ellas excluye a la otra.

El mejor consejo que podemos darte es que entiendas el significado de cada estrategia que vas a utilizar. Esto hará que te resulte mucho más sencillo ver las diferencias entre marketing de contenidos y publicidad. Recuerda que no es una competencia. No debes irte solo por una única vía. Si notas que lo mejor para tu empresa es la publicidad, entonces te decantas por ella. Si por el contrario es el marketing de contenido el que mejor resultado puede dar, entonces úsalo. Las herramientas están dadas, solo es cuestión de comprender tus necesidades, las ventajas de ambas opciones y trabajar.

Si este artículo te ha sido de utilidad, valora con 5 estrellas


Artículos relacionados

Jorge Villegas

Jorge Villegas

Jorge Villegas González, Apasionado por el Marketing Digital y la creatividad aplicada al Marketing. Postgrado en Marketing Digital, Social Media & Community y Manager. Redacción de contenidos y consultoría SEO en el departamento de Marketing de InnovaDeluxe.

© IDX Engine by Innovadeluxe Diseño y Desarrollo Web, S.L. Todos los derechos reservados