Cómo mejorar la velocidad de carga de tu sitio web

¿Sabes que puedes estar perdiendo una gran cantidad de visitas a tu sitio web simplemente por que no carga rápido? En efecto, unos cuantos segundos pueden marcar la diferencia y conllevar un coste enorme en relación con la visibilidad de nuestro sitio web.

Es importante mejorar velocidad de carga de tu sitio web, de forma este correctamente optimizada por varios motivos. Afecta de manera directa a la usabilidad del sitio web y la experiencia de navegación, tus visitantes abandonan la página si tienen que esperar un tiempo excesivamente largo a que cargue.

Además una correcta velocidad de carga favorece enormemente el posicionamiento orgánico de un sitio web, Google tienen un tiempo limitado para rastrear un sitio web, de forma que si disminuimos la velocidad de carga posibilitaras que Google acceda a más secciones o URLs del sitio web, lo que favorecerá el posicionamiento de tu sitio web en los resultados de búsqueda.

Consejos para mejorar la velocidad de carga de tu sitio web

velocidad de carga de tu sitio web

A continuación vamos a ver que factores tienes que tener muy en consideración a la hora de optimizar y por supuesto mejorar la velocidad de carga de tu sitio web, con el claro objetivo de que se adapte a las exigencias de los usuarios y de Google.

Elige un buen hosting

Es irrelevante lo bien que esté optimizada tu web en relación con la velocidad de carga, si está alojada en un Hosting de baja calidad, es imprescindible que el hosting este a la altura en cuanto a estabilidad y tiempo de respuesta.

Tienes que alojar tu web en un plan de hosting con ciertas prestaciones, enfocadas a facilitar la velocidad de carga. Las principales prestaciones a tener en cuanta son las siguientes.

  • Suficiente espacio en el disco dura, a partir de 3 GB es correcto y a ser posible que sean SSD
  • Garantía de Uptime
  • En alojamientos de carácter compartido tecnología de aislamiento y garantía de recursos
  • Sistemas de caché adecuados y buena lectura de la base de datos
  • Buenas prestaciones en relación con la CPU y la memoria RAM.

Elige un tema ligero y optimizado

A la hora de elegir un tema a plantilla para tu sitio web, nos fijamos que factores que afectan al diseño y no tanto en factores relacionados con la velocidad de carga, tanto para escritorio como para móviles.

La gran mayoría de plantillas que ofrecen grandes posibilidades de diseño, contienen errores relacionados con el exceso de código, plugins o módulos obligatorios, codificaciones de imágenes, shortcodes, etc.

Esto va sumando segundos y en consecuencia pasa factura al correcto rendimiento de la velocidad de carga, de manera independiente a que el tema o plantilla de muchas posibilidades estéticamente.

Por lo tanto, te recomiendo que a la hora de elegir un tema o plantilla para tu sitio web, no te fijes exclusivamente en los factores estéticos o de diseño y compruebes primeramente hasta que punto está optimizado.

Menos es más en el diseño

No te dejes llevar única y exclusivamente por un diseño llamativo o muy atractivo y pon en valor la regla de menos es más.

Los diseños más atractivos incluyen muchos elementos en tu sitio web para adecuar el diseño, cada elemento que introduces tiene un lenguaje de programación asociado que tiene que ser leído para cargarse y esto aumenta considerablemente los tiempos de carga.

Busca un diseño atractivo con los menos elementos posibles, es decir un diseño limpio y minimalista.

Este tipo de diseños no sobrecargan la página por lo que favorecen la experiencia de usuario y por supuesto harán que tu web sea mucho más ligera y cargue más rápido y como consecuencia tenga un mejor posicionamiento.

Utiliza un sistema de caché

Todos los sistemas de gestión de contenidos CMS, se basan en la utilización de bases de datos para, en primer lugar almacenar la información y seguidamente muestar el contenido y las funcionalidades de tu sitio web a los usuarios

Esto genera muchas consultas desde tu web a la base de datos cada vez que se visita la página, además se multiplica por el número de visitantes en cada momento.

Este proceso es bastante rápido, pero lo sería mucho menos si toda esa información fuera estática, sin ningún cambio en tiempo real.

Por este motivo los CMS, el contenido dinámico, siempre van a cargar menos rápido que una página web HTML estática, cuya información siempre es la misma y no tiene que realizar llamadas a la base de datos debido a actualizaciones de contenido.

Para contrarrestar esta desventaja se utilizan los sistemas de caché que mostraran contenido fijo a los visitantes, es lugar de realizar consultas a la base de datos cada vez que se visualice el sitio web.

Minimiza el código de tu sitio web

A día de hoy cualquier web profesional utiliza código CSS y JavaScript, que aunque ofrece diferentes funcionalidades dinámicas y características a nuestra web, un exceso de código puedo ralentizar la velocidad de carga de tu sitio web

Cuando ves u efecto visualmente atractivo en una web, este se está generando a través de código CSS o JavaScript.

Una forma de seguir utilizando todas las funcionalidades y características y efectos visuales sin problemas en la velocidad de carga, es minimizar el código, pero que ocupe el mínimo espacio posible sin perder los resultados.

La herramienta de medición de la velocidad de carga de Google, PageSpeed, recomienda esta práctica, gracias a la utilización de herramientas para minimizar el código CSS y JavaScript.

Optimiza las imágenes, tamaño y peso

Normalmente en cualquier sitio web profesional, las imágenes representas un gran porcentaje del peso de una web, las imágenes son importantes por ello no debemos eliminarlas, pero si optimizarlas al máximo.

Se suma el peso de cada imagen en cada landing y el total que resulta, es el que se tiene que descargar el navegador y en consecuencia ralentizará la visualización de la página, si las imágenes no están correctamente optimizadas.

Los aspectos a tener en consideración para optimizar las imágenes son los siguientes:

  1. Subir las imágenes con las dimensiones del espacio que van a ocupar en tu sitio web, y no con las máximas dimensiones posibles de la imagen en concreto.
  2. Comprimir las imágenes con alguna herramienta de retoque fotográfico, como puede ser Iloveimg

Evita plugings innecesarios

Esta recomendación está especialmente enfocada para aquellos sitios web que sean construidos con WordPress. La oferta de plugings en esta plataforma es grandísima, los hay de todo tipo, para cubrir casi cualquier funcionalidad de nuestro sitio web.

Si has utilizado o estás utilizando WordPress, sabrás que los plugings son necesarios, ya que nos pueden facilitar enormemente determinados procesos.

Pero no debes instalar plugins para todo, el exceso de plugings y unos más que otros, pueden sobrecargar tu web y hacerla mucho más lenta.

Quédate con aquellos plugings que realmente merezcan la pena o sean imprescindibles y elimina aquellos que ya no sean necesarios.

Cuidado con el exceso de redirecciones

Por supuesto que las redirecciones son útiles y en algunos casos incluso necesarias, pero su uso excesivo afectará a la velocidad de carga de tu sitio web.

Me explico, cada que se visite una página en la cual se ha implementado una redirección, el servidor necesitara más tiempo, es decir, más trabajo para mostrarla, ya que primera acudirá a una página y seguidamente a otra para mostrarla.

Las redirecciones por supuesto afectan a todo el contenido de una página, incluye imágenes, CSS y JavaScript, esto va sumando tiempo al servidor para mostrar la página y como sabes cada milésima de segundo cuenta. Cuanto menos trabajo tengo el servidor, tu sitio web cargará más rápido.

Como ya he comentado, las redirecciones son importantes, por tanto no tenemos que eliminarlas o no implementarlas nunca, solamente cuando realmente sea necesario

Conclusiones

La mejora de la velocidad de carga es un aspecto muy importante en cualquier sitio web, de cara, por un la a mejorar la experiencia y navegabilidad de los usuarios y de cara a optimizar el posicionamiento orgánico en buscadores, tanto en la versión de escritorio como especialmente en la versión para dispositivos móviles.

Como hemos visto en este post, existen varios factores que afectan de manera directa a la velocidad de carga de un sitio web, por su puesto unos son más importantes que otros, pero bien optimizados todos pueden ayudarte a arañar unos segundos para acelerar la carga de tu sitio web.

Si necesitas alguna aclaración o tienes alguna duda, espero tus comentarios.

Si este artículo te ha sido de utilidad, valora con 5 estrellas


Artículos relacionados

Jorge Villegas

Jorge Villegas

Jorge Villegas González, Apasionado por el Marketing Digital y la creatividad aplicada al Marketing. Postgrado en Marketing Digital, Social Media & Community y Manager. Redacción de contenidos y consultoría SEO en el departamento de Marketing de InnovaDeluxe.

© IDX Engine by Innovadeluxe Diseño y Desarrollo Web, S.L. Todos los derechos reservados